jueves, 4 de junio de 2009

QUINQUIS



Poco hablamos de exposicicones aquí en el blog, pero esta no me la pierdo.

La palabra quinqui es un vocablo que siempre me ha flipado. Durante mi infancia el "Quinqui" era alguien al que debías temer. Los padres te ponían sobreaviso para que cuando andaras por la calle, estuvieras al loro de cualquier quinqui que te pudiera acechar. Los quinquis siempre tramaban algo y nunca, nunca te podías fiar de ellos. Las principales actividades de un quinqui eran robar, drogarse, vender droga, apuñalar, atracar, pegar, insultar, y un largo etc.
Pero aunque el quinqui era un malote de lo buenos, un chungo en definitiva, lo cierto es que en España el fenómeno del Quiqui y las bandas de adolscentes (niños) caló hondo, tan hondo que se les dedicaron un buen número de películas (entre 70's y 80's) a este fenómeno que desbordó en ocasiones el Cuerpo de Policia.
El CCCB haciendo un poco de memoria histórica ha recuperado el cine Quinqui en una exposición donde seguramente aparezcan personajes celebres como El Torete, el Vaquilla, El Jaro, y películas como Navajeros o Perros Callejeros. Hay que verla.
Para una breve introducción a este género de Quinquis podéis ver también este pequeño reportaje introductorio de mano del maestro Iker Jiménez.